“El secreto de la felicidad está en mirar todas las maravillas del mundo, pero nunca olvidarse de las dos gotas de aceite de la cuchara” El Alquimista(Paulo Coelho)

Una pequeña frase que resume en gran medida, cuán importante es saber que es lo existe en el mundo, más no así ser parte de todo lo que él, tiene para perderte obviando tus responsabilidades; grandiosa manera en la que el autor, nos esboza de una categórica y particular manera, en su relato como la visión de nuestra vida puede estar o no atada a lo que muchas veces vemos de manera natural o impositiva(una responsabilidad), olvidamos muchas veces disfrutar sin perjudicar lo etéreo de nuestra esencia, ser parte del camino de la vida no, nos hace parte del complot y los conflictos que como seres humanos plasmamos a diario en las vivencias de una cotidianidad a la que llamamos vida. Se vale vivir, reír, disfrutar, sentir, en fin tenemos un libre albedrío para poder usar nuestros sentidos como parte de una correcta forma de adquirir conocimiento, sin olvidar que muchas veces, el solo hecho de dejar a un lado las razones por las cuales damos pasos cada día, nos orillan a ser viajeros en un desierto de excusas donde el agresivo viento caluroso borra las huellas de lo que pudo ser una pincelada de aportes para nosotros y las generaciones futuras.